Mostrar menú principal Ocultar menu principal
Básico
Avanzado

¿Qué es el canon de entrada de franquicia?

¿Qué es el canon de entrada de franquicia?

12/04/2014

El canon de entrada de franquicia es uno de los elementos clásicos y más conocidos del sistema franquicia y coloquialmente se le reconoce como el coste o precio de la franquicia. Dicho esto casi todo el mundo conoce y habla del canon de entrada pero ¿saben para que sirve o que cubre?

 

¿Cuánto vale una franquicia?

El canon de entrada es el importe que, generalmente, el franquiciado abona al franquiciador en el momento de adherirse a la red. Se suele abonar en un solo pago a la firma del contrato de franquicia y por lo general es una cantidad fija. Debido a que cada franquicia ofrece un valor diferente a sus franquiciados, el canon de entrada también puede cubrir diferentes elementos. Por lo general suelen ser los siguientes:

 

1. Derecho de uso de la marca

2. Transmisión del saber hacer 

3. Las pérdidas y la inversión que en su día realizó el franquiciador cuando comenzó desde cero el negocio.

4. Software de gestión 

5. Material corporativo

6. Asesoramiento en la búsqueda de local u otras ubicaciones

7. Asesoramiento en la selección del personal 

8. Apoyo en la creación de las campañas de lanzamiento comercial de la unidad franquiciada

9. Diseño corporativo de las instalaciones de la franquicia

 

Canon de entrada ¿caro o barato?

Como decíamos antes, la variedad de franquicias que podemos encontrar a día de hoy en el mercado hace difícil estandarizar lo que cubre o no el canon de entrada. De hecho cada día más nos encontramos con cadenas franquiciadoras que directamente prescinden de el o tienen una cantidad mínima. Al hilo de esto la pregunta que muchos emprendedores en busca de negocios se hacen es ¿merece la pena pagar el canon de entrada de una franquicia? Ya hablábamos sobre esto en "Emprender en Franquicia vs Emprender en solitario" o hay una respuesta única para esta pregunta pero en muchos casos sí y para averiguarlo debemos poner en una balanza dicho canon con el valor o servicios que nos ofrece el franquiciador. No es posible valorar si un canon de entrada es "caro" o "barato" si no lo ponemos en consonancia a lo que ofrece la franquicia. Una frase aplicable a muchos otros ámbitos de la vida es que en ocasiones lo barato sale caro y cuando se trata de la puesta en marcha de un negocio lo preferible es evitar riesgos innecesarios. 

 

Visto desde la perspectiva del franquiciador el cobro del canon de entrada no debe ser entendido como el modelo de negocio sino que para que una red de franquicias sea sostenible en el tiempo esta debe basar su éxito en el éxito de los franquiciados, es decir, generar marca y volumen de negocio a estos y generar ingresos a través de sus royalties o en los márgenes de venta de productos a cada uno de ellos. El franquiciador que base su negocio en el cobro del canon de entrada seguramente durará poco en el mercado. 

 

Sin ánimo de ser repetitivos sino como conclusión de este artículo hacemos hincapié en que el canon de entrada de una franquicia debe valorarse en función del valor que ofrece la franquicia al franquiciado.  A la hora de comenzar un negocio en un mercado que puede ser desconocido para el franquiciado es vital ir de la mano de una red que te proporcione experiencia y apoyo en todas las áreas del negocio y en eso generalmente tiene un coste, en este caso el canon de entrada. 

 

Otro aspecto importante cuando hablamos del canon de entrada es la financiación del mismo, actualmente algunas franquicias ofrecen posibilidades de financiación del canon que se basan en la periodificación del pago del mismo. En otros artículos ya comentábamos "Conseguir financiación para abrir una franquicia" y "Ayudas económicas para abrir una franquicia" dándote ideas sobre como conseguir el capital necesario para la puesta en marcha de una franquicia.