Mostrar menú principal Ocultar menu principal
Básico
Avanzado

Se encuentra usted aquí

Franquicia Sweet Pharm

Solapas principales

Cabecera Franquicia

Inversión: 
22.000 €
(incluido canon de entrada)
Canon de entrada: 
7.000 €
Royalty: 
3%
Inversión Canon de entrada Royalty Canon publicidad Contrato Local Población Financiación Creación Franquicias
22.000 €   (incluido canon de entrada) 7.000 € 3% -- 5 años
30 m² 30.000 hab. No 2012 2 propias

¿Quiénes somos?

La franquicia Sweet Pharm ofrece un concepto innovador basado en la comercialización de dulces y golosinas con un packaging muy especial: envases que imitan a los propios y tradicionales de los medicamentos. Orientado a crear sonrisas del paciente-cliente con “tratamientos de terapia dulce”, esta novedosa enseña reconvierte la típica tienda de chucherías en torno a una idea original y diferente, combinada con una atractiva imagen corporativa, en unos establecimientos que invitan a entrar.

Cada producto cuenta con una “prescripción” de carácter totalmente optimista, dirigida a paliar las dolencias que vivíamos en nuestro día a día. Como si de verdaderos medicamentos se trataran, sus artículos se agrupan en diferentes “tratamientos”, según las necesidades del paciente; “ellos, ellas, amor, salud, dinero, emergencias, energía y días grises.

El objetivo de la franquicia Sweet Pharm es ayudar al público a recuperar el optimismo y la sonrisa, que al fin y al cabo, tanto afectan a nuestra salud. Para ello, esta novedosa enseña extrapola los beneficios de la risoterapia y los materializa en unos artículos con llamativos mensajes, con los que pretenden segregar las endorfinas necesarias para reactivar los casi 400 músculos de nuestro cuerpo que utilizamos al reír. La filosofía de Sweet Pharm es que todo mejora y por ello, han decidido fusionar dulces con sonrisas en una magistral fórmula de buen rollo y terapia positiva.

 

¿Por qué Sweet Pharm?

Ventajas de unirte a la franquicia de tiendas especializadas Sweet Pharm:

-       Modelo de negocio innovador

-       Adaptado a los cambios sociales, a la especialización

-       Baja inversión

-       Dos modelos de negocio posibles: tienda o quiosco, en función de las necesidades del emprendedor

-       Locales con disposición estudiada al detalle, para ofrecer una experiencia única en la compra de dulces

-       Cuidada y atractiva imagen corporativa

-       Know-how de éxito probado