Mostrar menú principal Ocultar menu principal
Básico
Avanzado

Se encuentra usted aquí

Brasayleña creció en 2018

Solapas principales

Cabecera Franquicia

Inversión: 
400.000 €
Canon de entrada: 
35.000 €
Royalty: 
5%
Inversión Canon de entrada Royalty Canon publicidad Contrato Local Población Financiación Creación Franquicias
400.000 €   -- 35.000 € 5% -- 10 años
300 m² 200.000 hab. No 2008 14 propias
24 España

Brasayleña creció en 2018

03/01/2019

La franquicia líder en el sector de carnes brasileñas al estilo rodizio, Brasayleña, logró una facturación de 25 millones gracias a sus 27 locales y el 10% de incremento en ventas.

De igual forma, la firma española también a sufrido un incremento en el número de socios de su club de fidelización alcanzado los 30.000 socios. El club fue creado hace tan sólo 5 meses y ha ayudado a que los restaurantes hayan vivido un incremento del 18% en su ratio de visitas a sus restaurantes.

A día de hoy, los restaurantes de Brasayleña facturan de media 1 millón. A pesar de este gran éxito, la franquicia se pone como objetivo alcanzar los 40 restaurantes y consolidar así su liderazgo en este segmento del mercado. Sus ‘target’ principales son Andalucía y Comunidad Valenciana.

Además, el grupo ha lanzado al mercado una nueva compañía, Italian rodizio Ícona, una insignia que al igual que Brasayleña está reuniendo las características esenciales para el éxito.

Hasta el momento, Pedro López Mena, fundador y CEO de la compañía cuenta con el 65% de los establecimientos de la cadena, y el resto de ubicaciones son franquiciadas.

Una trayectoria familiar con más de 40 años de experiencia.

El grupo Brasayleña cuenta con el respaldo y experiencia de una familia ligada a la industria cárnica desde hace más de 40 años. Una trayectoria que le ha servido para dirigir este proyecto y atender a los 1,5 millones de clientes que consumieron más de un millón de kilos de carne en sus establecimientos.

La inversión realizada en los últimos años es de entorno a 15 millones de euros. Su facturación anual en 2018 ha sido de 25 millones de euros, con un Ebitda cercano al 19% y una rentabilidad superior al 50% anual en sus unidades propias.

Otro dato de interés es el hecho de que la media de establecimientos por franquiciado es de dos unidades. Este hecho significa que los inversores en la cadena, en pocos años han recuperado su inversión y han visto interesante poner en marcha un nuevo establecimiento con el mismo grupo.